Slot777

Slot777

joker123

Definición de Acto de Dios

¿Qué es un acto de Dios?

Un acto de Dios describe un evento fuera del control o la actividad humana, como un desastre natural como una inundación o un terremoto.

En los negocios, la frase “acto de Dios” no está asociada con ninguna religión o sistema de creencias en particular. El lenguaje contractual que se refiere a casos fortuitos se conoce como cláusulas de fuerza mayor, que a menudo utilizan las compañías de seguros. Estas cláusulas suelen limitar o eliminar la responsabilidad por lesiones, daños y pérdidas causados ​​por actos de Dios.

Conclusiones clave

  • Un acto de Dios es un evento incontrolable, como tornados, inundaciones o tsunamis, no causado ni controlado por humanos.
  • Las compañías de seguros a menudo limitan o excluyen la cobertura por actos de Dios.
  • Los actos de Dios no absuelven a las personas del deber de ejercer un cuidado razonable.
  • Los titulares de pólizas deben revisar su póliza para conocer las coberturas y exclusiones relacionadas con actos de Dios.
  • En los EE. UU., el seguro contra inundaciones lo ofrece el Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones, administrado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Comprender los actos de Dios

Eventos, como inundaciones, terremotos o catástrofes naturales, desencadenan actos de Dios. Estos son eventos considerados incontrolables por la intervención humana. Si los contratos tienen cláusulas de fuerza mayor, es decir, «fuerza superior», las partes pueden no ser responsables si los términos del contrato no pueden cumplirse.

Es importante leer detenidamente cómo están escritas estas cláusulas. Algunas cláusulas pueden indicar específicamente eventos, como una pandemia o una inundación, que caen bajo sus pautas. Estas cláusulas también pueden indicar si ofrecerán un reembolso total o del 50 %, o cualquier otra forma de restitución.

Lo que se considera un acto de Dios varía en todo el país. Cuando un contrato incluye cláusulas generales, esto puede ayudar a ampliar el alcance de qué eventos califican como actos de Dios. Estas cláusulas pueden incluir, «cualquier otro evento más allá del control razonable de una de las partes».

Ejemplos de Actos de Dios

Como muchos otros contratos deportivos y de entretenimiento, la NBA tiene una cláusula de acto de Dios. Específicamente, el contrato incluye eventos como una pandemia. El contrato establece que se puede retener una parte de los salarios de los jugadores por cada juego cancelado causado por el evento.

Sin embargo, una cláusula de caso fortuito en un contrato no implica que nadie sea responsable de los daños.

Un desastre natural, como una inundación o un terremoto, por lo general no es previsible ni prevenible. Sin embargo, es importante señalar que el asegurado no puede usar el evento como una excusa para no tomar las precauciones razonables para tratar de prevenir o proteger contra los daños.

Digamos que un almacén en ruinas se derrumba durante un terremoto y lesiona a los transeúntes. El propietario afirma que un acto de Dios provocó la caída del edificio. Sin embargo, es probable que la aseguradora rechace el reclamo y es posible que no haya recurso ante los tribunales porque el propietario no tomó las precauciones razonables para mantener la integridad estructural del edificio.

Asimismo, los gobiernos también deben tener un cuidado razonable para prevenir desastres. Digamos que un estado no pudo mantener una represa que se rompe y causó daños importantes a una comunidad. Esto no es un acto de Dios. Es posible que las intensas lluvias hayan causado el aumento de los cuerpos de agua, pero la inundación fue el resultado directo de la falta de acción del gobierno para mantener los sistemas de retención de agua.

Un juez dictaminó que las inundaciones en Nueva Orleans causadas por el huracán Katrina (un acto de Dios) fueron un acto de negligencia porque el Cuerpo del Ejército de EE. UU. no mantuvo adecuadamente las defensas contra inundaciones.

Consideraciones Especiales

Las pólizas de seguro a menudo tienen largas listas de exclusiones por daños causados ​​por actos de Dios.

Los titulares de pólizas deben revisar minuciosamente sus pólizas para ver qué tipos de daños causados ​​por actos de Dios están cubiertos. Luego, pueden tomar decisiones informadas sobre si comprar un seguro adicional para protegerse a sí mismos y a su propiedad de ciertos riesgos.

Por ejemplo, la póliza de seguro de un dueño de casa típico excluye la mayoría de los actos de Dios, especialmente los huracanes. Por esta razón, los propietarios de viviendas costeras suelen comprar un seguro contra inundaciones por separado para agregar protección adicional. En los EE. UU., el seguro contra inundaciones lo ofrece el Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones, administrado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Es de destacar que algunas pólizas de seguro de propietario de vivienda cubren daños a la vivienda en sí relacionados con actos de Dios específicos, pero no a otros edificios o estructuras propiedad del titular de la póliza.

¿Cuáles son ejemplos de actos de Dios?

Ejemplos comunes de actos de Dios incluyen terremotos, tsunamis, huracanes y tormentas.

¿Cuál es otro término para acto de Dios?

Otro término para «Acto de Dios» es «Vis Major». En latín, vis major describe una «fuerza superior» que causa daños que los humanos no pueden causar ni prevenir.

¿Qué tipo de póliza de seguro cubre actos de Dios?

La cobertura integral de automóviles generalmente cubre actos de Dios, incluidos huracanes, rayos, terremotos y más.

En cuanto a la casa, muchos seguros estándar para propietarios de viviendas cubren desastres naturales y fenómenos meteorológicos como viento, granizo e incendios forestales. Sin embargo, los daños causados ​​por inundaciones y terremotos generalmente no están cubiertos por las pólizas estándar para propietarios de viviendas. Para eso, los propietarios deben comprar una cobertura separada contra inundaciones y terremotos.

¿Qué es una definición de seguro de un acto de Dios?

En el mundo de los seguros, la definición de un acto de Dios es esencialmente la misma que la definición estándar: un acto de la naturaleza que no se pudo haber predicho, prevenido y del cual ningún ser humano tiene la culpa.

¿Qué significa la Ley de Dios para el seguro de propiedad comercial?

Es importante conocer los detalles de su póliza de seguro de propiedad comercial. A veces, actos de Dios específicos están excluidos de la cobertura. Por ejemplo, es posible que deba comprar una cobertura separada para eventos relacionados con el clima, como inundaciones, granizo o terremotos.

¿Cuál es la diferencia entre fuerza mayor y caso fortuito?

En términos generales, un acto de Dios incluye únicamente los actos de la naturaleza. La fuerza mayor, por su parte, incluye tanto hechos de la naturaleza como circunstancias extraordinarias debidas a la intervención humana. Los ejemplos de fuerza mayor incluyen un brote de una enfermedad contagiosa, cierres gubernamentales o guerra.

¿Te ha resultado útil??

0 / 0